Acro-Yoga.

  Y no podía faltar, un momento para disfrutar, reir, saltar, jugar, emocionarse, mirar, observar… y todo esto haciendo yoga, haciendo acro-yoga.

  Con acro-yoga, trabajan la espera activa, descanso reparador, disfrutar con el otr@, ayudarse y compartir. 

  El cuerpo se mantiene presente y conciente, por fuera y por dentro está en yoga.

  Lo mejor sin dudarlo, ¡sus sonrisas!