Ustrasana-El Camello.

  Juegan y sienten son de verdad  fuertes camellos, así, estiran el cuerpo, estimulan abdomen y cuello, fortalecen la espalda, abren el corazón, mejoran la postura.

  La posibilidad de experimentar, moviendo a un lado y otro, mirando arriba, abajo y cambiando el punto de mira; supone una flexibilidad desde lo conocido que despierta el gusto por la plasticidad corporal y mental.

  ¡Liberan el alma!

MILLARAY YOGA.