Así sentimos nuestras asanas!!!!

En nuestras sesiones «sentimos», profundizamos desde la acción en nuestro interior. 

El Yoga nos invita a construir nuevas experiencias, a crear esos nuevos espacios mentales desde el movimiento y la quietud, a modificar los existentes y re-construir-nos.  Ese bendito equilibrio que se hace posible en ese sentir al finalizar una asana o un vinyasa, ese meditar la vida que se posibilita a través de una asana y esta se convierte en ese paso y modo nuevo de vivir y sentir.

Cada experiencia de «sentir», nosotr@s la hacemos hacia el cielo y la tierra, una mano al abdomen y la otra al pecho, un brazo conecta con los chakras que van a tomar contacto con la gravedad y el otro con los que nos llevan a lo sublime; todo esto buscando el equilibrio de la asana, la vida, el sentir, la profundidad que encierra una sesión de yoga y sus movimientos cada uno perfectamente diseñados y aplicados desde esa experiencia sanadora, purificadora y liberadora que es esta maravillosa disciplina.

En este sentir, dejamos de lado el arriba y abajo, lo superior e inferior, para dar lugar al equilibrio y bienestar dentro y fuera; para dejar sitio a lo que se une y diferencia en equidad en nuestros cuerpos.

«Sentir», es para nosotr@s parte importante en nuestras sesiones e infaltable, convirtiéndose en uno de nuestros momentos favoritos en la sesión e invitándonos a llevar este estado a la vida!