Siete son los chakras o ruedas de energía principales, cada una, ocupa un espacio en nuestro cuerpo que se interrelaciona con todas y tiene una función específica, en relación a la zona que mueve, las glándulas que actúan, el movimiento interno y externo que provocan y así, un montón de competencias que hacen que nuestro cuerpo sea unidad y equilibrio. 

  Así, Muladhara o Raiz, es el chakra base, encargado de nuestra supervivencia, cercano a la tierra, mueve nuestro instinto y es quien nos ayuda a equilibrar nuestro derecho a tener.

  Svadhistana o Sacro, es el chakra que cuida nuestra sexualidad, chakra del agua, mueve nuestra creatividad y sexualidad y es quien nos ayuda a equilibrar nuestro derecho a desear.

  Manipura o Plexo solar, como su nombre lo indica, encargado del calor, fuego, la autoestima y poder personal, nos equilibra en nuestro derecho a poder.

  Anahata o Corazón, chakra que abre camino al amor, compasión y con ello la sanación física, mental, emocional, espiritual. Este ayuda a equilibrar nuestro derecho a amar y ser amad@.

  Vishuda o Garganta, nos abre camino a la comunicación, crecimiento y apertura, expresión de esa nuestra creatividad. Nos abre a hablar y escuchar.

  Ajna o Entrecejo, busca la percepción, lo sutil, intuición e imaginación. Todo en equilibrio para comprender.

  Sahasrara o Coronilla, chakra de salir afuera, trascender, comprender desde lo profundo del intelecto. Nos abre al ser.

Para saber sobre cada chakra pulsa sus nombres o haz click aquí.