Mantras, mudras… parece un montón de palabras a veces hasta sin sentido. Sin embargo cada una de ellas esconde el valor de equilibrarnos y aportarnos en el día a día de la práctica, afianzamiento en capacidades que tenemos y que podemos abrir en nosotros para un mayor bienestar personal.

  El mantra biya o semilla para el primer chakra, MULADHARA o chakra RAIZ, es el sonido de entre los 12 principales LAM, relacionado con el sentido del olfato, la supervivencia, el Yo tengo y el miedo como limitante opuesto al amor (autoestima).

  Podemos recitarlo a diario, en nuestro espacio de meditación, en momentos aislados o en circunstancias especiales, favoreciendo así el enraizar, nuestra seguridad personal, prosperidad y pertenencia y determinación al emprender nuevos propósitos y permanecer en ellos. Todo aquello que esté vinculado a este chakra, será potenciado con este mantra, en la pronunciación y recitación o yapa yoga.

    LAM, nos favorece cuando nuestra energía es baja, si estás gestionando momentos económicos, si tu estima está desequilibrada o tienes problemas en las glándulas suprarrenales u otras dolencias relacionadas con el stréss.

  Igualmente el Mudra que acompaña a este primer chakra es PRITHIVI, mudra a la madre tierra. Con este mudra mejorarás la confianza en tí y en tu entorno. Te sentirás seguro, capaz y suficiente para emprender y llevar a cabo tus metas. Mejora tu timidez.

  Todo lo relacionado con el primer chakra se mejora, potencia y equilibra: tu lugar personal, dinero, desequilibrios glándulas suprarrenales, dolores y stress; y todo lo vinculado a lo material, el bienestar, tu lugar en el mundo y tu conexión con la tierra y los afectos vinculados a ella.

  Se realiza con las dos manos, apoyándolas en tus piernas, junta la yema del dedo pulgar con la del anular y estira bien los otros dedos. Separa el pulgar y mantén extendidos los dedos y unidos los pulgares con la tierra del dedo anular.

NOTA: Pincha aquí para saber más sobre los chakras.