El mantra biya o semilla para el segundo chakra, SVADHISTANA o chakra del plexo hipogástrico, es el sonido de entre los 12 principales VAM, relacionado con el sentido del gusto, la energía sexual y emoción, el Yo deseo y la represión y queja como limitante opuesto a la gratitud.

  Podemos recitarlo a diario, en nuestro espacio de meditación, en momentos aislados o en circunstancias especiales, favoreciendo así el abrirse a l@s demás, seguridad al manifestarse y aceptar el cambio. Cuando decaiga tu autoestima por causas de insatisfacción sexual o baja livido, al no sentir emoción por las cosas de lo cotidiano, recita VAM. Todo aquello que esté vinculado a este chakra, será potenciado con este mantra, en la pronunciación y recitación o yapa yoga.

    VAM, nos ayuda a equilibrar nuestras emociones en relación con el otr@ y se activa con la saliva, el sabor salado. Mejora en situaciones físicas de calambres, dolores de espalda, mala circulación favoreciendo el fluir, el movimiento y la entrega.

  Igualmente el Mudra que acompaña a este segundo chakra es DHYANA, mudra conocido tradicionalmente para meditar. Aporta tranquilidad y recuerda a un cuenco vacío emulando limpieza y sencillez. Su potencial está dado en el círculo de energía que forman nuestras manos.

  Todo lo relacionado con el CHAKRA SACRO se mejora, potencia y equilibra: tu capacidad para dar y recibir, posibilidad de sentirte querido y dar afecto y emocionarte y disfrutar la vida. Ayuda a eliminar tensión mental, equilibrar glándulas sexuales y su energía, ayudando a conservar y conseguir paz, nos aporta una mirada esperanzadora y despierta la sabiduría interior y nos pone en contacto con lo divino. Mudra que ayuda a despertar la conciencia y el valor de ser uno y todo.  

  Se realiza con las dos manos, colocando las manos entre tus piernas, poniendo la mano izquierda por encima de la derecha y ambos dedos pulgares tocándose por delante del resto de la mano en las yemas.

NOTA: Pincha aquí para saber más sobre los chakras.