El taller de «Interiorización», surge por la esencia misma del yoga, que es mucho más que mover nuestro cuerpo.

L@s niñ@s necesitan para internalizar lo vivido, verlo y dibujarlo, explicarlo con sus palabras y jugarlo, mirarse y mirar al otro/a, inventar asanas e historias, concretarlo en su día a día y en papel… todo esto hace que sientan y vivan el valor de la asana como algo que va mucho más allá, algo que se hace parte de su historia, algo que es  yogaunión de lo divino con lo terreno, que no es más que unión en nosotr@s con nosotr@s, unión de nuestro cuerpo-mente-corazón-espíritu: «somos solo un@».

En cada taller, niñas y niños expresan lo que viven en cada sesión de yoga, dibujan las asanas como las sienten; hacen sus carteles o su propia carpeta de asanas, organizan la navidad o hacen mandalas Navideños, de la Paz…

Todo esto es posible con la alegría que cada un@ trae y aporta en cada clase y el deseo por aprender, ser mejores seres y como manifestara un alma linda: «seré profesor de yoga cuando sea grande»…

 
 
 
 
 
 ¡Ya lo es!